martes, 23 de diciembre de 2008

Sublimaciones II.

Más allá del páramo
y las sombras temidas,
con la perversa inocencia
de los elegidos
habitás el momento.