jueves, 27 de diciembre de 2007

Nuevas canciones perdidas 1.

De tantas tristezas
esta música
sin apelaciones
ni atajos
los dedos firmes en Mi menor,
en el rincón de lo muerto lo vivo,
sin apelaciones
ni atajos,
la música nos hace
o nos redime,
la flecha no sabe descansar.

No hay comentarios: